Entendemos con Joseph Ramos (1999) que un complejo productivo es "una concentración sectorial y geográfica de empresas dedicadas a una misma actividad o estrechamente relacionadas en su cadena productiva hacia delante o atrás, hacia los lados, generándose acumulativas economías externas, especializaciones, servicios específicos al sector que permiten lograr eficiencia colectiva".

Cada vez más aceleradamente los actores participantes de los complejos productivos comprenden que la competitividad sectorial, entre otras causas, también es consecuencia de la formación de redes de colaboración interempresarial y de relaciones de cooperación -tanto formales como informales- entre las empresas que los componen, y con el conjunto de instituciones relacionadas con el sector productivo correspondiente, de suerte tal que permitan la potenciación de las políticas activas.

 

Así, se concibe lo "mesoeconómico" como una tarea transectorial dirigida a lograr la formación de nuevos patrones de organización de la sociedad y de técnicas de intervención y de regulación más compatibles con la articulación, que logren atenuar las deficiencias de una regulación puramente mercantil o las de una  mera planificación estatista.

Para lograr estos resultados, tanto las áreas de gobierno en general, como los empresarios en particular, deben privilegiar acciones tendientes a acompañar la generación de información sectorial que fortalezca las relaciones de  confianza entre los nodos de las cadenas productivas, modificando algunos patrones tradicionales de organización social, generando canales fluidos de información y comunicación.

Instituciones académicas, como el Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (I.A.P.U.Co.), comprometidas estatutariamente con el "… estudio e investigación de técnicas" vinculadas con la disciplina costos y otras relacionadas por afinidad, actuando en "… estrecha colaboración a los organismos oficiales y sus autoridades de aplicación", deben constituirse en animadores activos de éste proceso en las facetas propias de su competencia.